Prevenir para informar

Puebla: Censura en internet

La llegada de las nuevas tecnologías de la información y comunicación abrió un horizonte nuevo para la transmisión y publicación de noticias: los portales informativos.

Durante décadas, uno de los mecanismos de control gubernamental para el periodismo se hizo a través del papel, cuya distribución y venta era monopolio del Estado. Con la apertura del mercado en los años noventa comenzó a diluirse esa fuente de presión.

De los 30 ataques cibernéticos documentados en 2015 por ARTICLE 19, 15 ocurrieron en el estado de Puebla; de éstos, 14 contra las versiones digitales de dos medios impresos: Centro, con 10, y La Jornada de Oriente con cuatro.

El gobierno de Moreno Valle ha adquirido programas y software malicioso específicamente desarrollado para el espionaje y la vigilancia ilegal de políticos, periodistas y opositores, señalado como uno de los principales clientes de Hackig Team – empresa desarrolladora de este tipo de software.

 

Agresiones documentadas por ARTICLE 19

Puebla concentra el 30% de los ataques cibernéticos en el país; de los 27 atentados a medios de comunicación, 20 han sido a medios digitales, de un total de 85 agresiones a la prensa.  Tan solo en 2015, se dieron 38. Cifras documentadas por ARTICLE 19, de 2009 al 2015.

Los tipos de agresiones a los que se ha enfrentado la prensa, han sido en su mayoría: 30 de ataques físicos /materiales, 20 ataques cibernéticos y 10 de intimidación, entre otros.

Las agresiones a la prensa en Puebla, mayormente son a reporteros, seguidos por los medios y directivos; sin embargo se han documentado, en menor número, ataques a fotoperiodistas, columnistas, caricaturistas, camarógrafos y empleados administrativos.

De las 38 agresiones a la prensa durante el 2015, entre ellos: 13 hombres, 7 mujeres y 18 medios: digital, radio e impreso; en 22 casos, los agresores fueron funcionarios.

En la era digital es imposible condicionar los contenidos informativos a la distribución de papel o tratar de contener el impacto de la información con el secuestro de las ediciones, que fue otra práctica recurrente de quienes ostentaron el poder en el siglo XX. Los mecanismos de censura evolucionaron a la par que las nuevas plataformas digitales. Y del ataque físico a la publicación, pasamos al ataque digital de denegación de servicio (DDoS), inyección de malware o incluso ataques por vía de la fuerza bruta para romper contraseñas.

Se han registrado 71 agresiones contra la prensa en Puebla a partir de la llegada de Moreno Valle (2011 a 2015).

 

Ataques en Puebla

Ataques a medios

Los ataques masivos en Puebla, iniciaron con el periódico el Centro, cuando publicaron en portada una primer edición con un análisis del lenguaje no verbal de Rafael Moreno Valle, en su cuarto informe de labores como gobernador de Puebla, lo cual fue una postura no complaciente del medio frente a la administración estatal, ya que el mismo día, dos repartidores del periódico fueron intimidados por policías municipales, quitándoles los ejemplares y pidiendo que se retiraran.

Posteriormente inició la operación digital del mismo periódico, el cual tenía como línea: darle voz a los movimientos sociales y a los que no tienen espacios y, básicamente, no ser voceros. Desgraciadamente, los medios tuvieron que alinearse con la llegada de Moreno Valle, y ahí la política es: publicas lo que quiere el gobierno o desapareces por asfixia económica, comenta Ponce Mecinas, director de periódico el centro.

El 17% de los ataques cibernéticos documentados por ARTICLE 19, corresponden al periódico El Centro de Puebla (2009 al 2015).

En marzo se comenzaron a registrar las agresiones al sitio web del periódico, aunque, la mayoría de las agresiones se dieron en plena campaña electoral federal. El medio documentó que entre el 12 y el 21 de mayo se registraron 190 intentos para acceder a las contraseñas, pero el día más crítico fue el 18, cuando se registraron 78 intentos de ingreso por fuerza bruta.  Las notas eran de carácter político electoral.  El 24 de mayo se registró un intento de inyección de código a través de la página de “Noticias” para tener acceso a las bases de datos. Y el 1 de junio, a unos días de la jornada electoral, se lanzó un ataque de DDoS con más de 150,000 peticiones de ingreso durante unos segundos para saturar así el servidor y dejar fuera de línea el portal, la nota principal era “Elección de estado advierten partidos”, así como la liberación de un preso político y el conflicto con una organización de comerciantes ambulantes confrontada políticamente con el gobierno del estado.

“Somos un medio que no somos invitados, o se nos restringe el paso a reporteros y fotógrafos”, Gerardo Moctezuma, jefe de información,

Otro de los medios que ha sido atacado fuertemente es La Jornada de Oriente: “no ha habido otro gobierno tan represor en Puebla como el que encabeza Rafael Moreno Valle”: comenta el periodista Martín Hernández Alcántara.

Los ataques a la prensa en Puebla se caracterizan por su sofisticación y discreción. La intención es golpear sin dejar marca. Así, agresiones como los ataques cibernéticos, por ejemplo, se consideran inofensivos. Su efectividad, sin embargo, es completa: no sólo impiden la difusión de información, también deja graves secuelas económicas para los medios que a la postre dificultan su labor.

La Jornada de Oriente registró cuatro ataques, el primero de ellos en febrero, cuando se inyectó código malicioso para alterar una encuesta en línea. Después se registró uno más el 12 mayo.

Alrededor de las 18 horas de ese día el sitio volvió a recibir una inyección de código que tiró el portal. Su nota principal fue: “Para aparentar menos delitos maquillan cifras; INEGI revela aumento en la criminalidad”.  La publicación puso en evidencia información sobre uno de los temas sensibles para la administración estatal: el crecimiento del índice delictivo durante su mandato.  Como consecuencia del ataque, hasta la fecha no es posible encontrar en el portal la edición de ese día, sólo puede accederse a ella en las versiones impresas.

A lo largo del sexenio, La Jornada de Oriente ha mantenido una cobertura constante de los movimientos sociales de rechazo a las políticas del gobierno, algunas de las cuales han tenido a académicos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) como participantes visibles.

 

Ataques coberneticos

En la madrugada del 4 de junio, tres días antes de la jornada electoral de 2015, varios jóvenes universitarios fueron detenidos, acusados de ser presuntos responsables de la detonación de petardos en las inmediaciones del Instituto Estatal Electoral de Puebla (IEE) y en un paradero de la Red Urbana de Transporte Articulado. Casi al mismo tiempo, el portal de La Jornada de Oriente sufrió un ataque que lo dejó fuera de línea.

Las notas principales de la edición de ese día fueron: “Por intolerancia de RMV (Rafael Moreno Valle) se triplicaron las agresiones a periodistas: Artículo 19” y, como segunda: “Activistas de Cholula Viva: gente de Miguel Ángel Huepa intentó inventarnos delitos”.

El equipo técnico del rotativo tuvo que bloquear direcciones IP desde donde se detectó el ataque, las cuales se rastrearon en servidores ubicados en China. La recuperación del sitio fue complicada, lo que llevó a temer a los directivos del medio que pudieran no estar en línea para la cobertura electoral de la jornada del 7 de junio, aunque al final sí se logró.

Ese mismo día hubo un nuevo ataque de bots para tratar de desviar información del sitio, situación que fue documentada por medio de la red Rompe el Miedo, coordinada por ARTICLE 19.

Uno de los periodistas entrevistados comenta: “Queremos destacar que la última intromisión es bastante preocupante, ya que los atacantes colocaron un archivo en el área de la página web, con el cual le hacen saber a Google que ellos son administradores del portal y con ello pueden acceder al sitio de estadísticas Google Analytics, donde pueden consultar datos privados y llegar al grado de modificar la publicidad del sitio y mostrar anuncios ajenos y/o fraudulentos usurpando nuestro nombre”.

Se han hecho intentos de insertar software malicioso, para incluir información errónea del sitio, con lo que proveedores de hosting como Google podría identificarlos como sitios no seguros, o incluso, engañar a los usuarios para apropiarse de su información personal.

Los medios digitales están bajo un ataque constante y, aunque no se puede afirmar que se trate del gobierno del estado, es el principal sospechoso: Periodistas de medios digitales informativos.

Para leer el informe completo, consultar el Informe 2015 M.I.E.D.O.

M.I.E.D.O.: informe 2015 sobre violencia contra la prensa

#LibertadSinMIEDO

 

Nota para prensa

 

Para mayor información, favor de contactar a comunicacion@article19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 www.articulo19.org

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.

23 marzo, 2016 @ 7:46 AM