fbpx
Boletines

Ciudad de México 29 de abril de 2020.- Una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Derecho de Autor, presentada por el diputado Sergio Mayer, pretende establecer el cobro de un monto adicional al costo de los dispositivos de almacenamiento digital, tales como computadoras, teléfonos móviles, discos duros, memorias USB, entre otros. Esta recaudación sería entregada a sociedades de gestión colectiva de derechos de autor como «compensación» por el supuesto daño generado por la realización de copias privadas.

Las personas que adquieren bienes culturales en México –películas, discos, libros– tienen el derecho a realizar una copia privada para uso personal, no público y sin fines de lucro. La iniciativa presume, sin evidencia alguna, que el ejercicio del derecho de copia privada genera un daño a los titulares de derechos de autor que debe ser compensado. Asimismo, asume que todos los dispositivos de almacenamiento digital son utilizados para guardar copias privadas de obras protegidas por derechos de autor.

De aprobarse la iniciativa, fabricantes e importadores de computadoras, teléfonos móviles, discos duros, memorias USB, impresoras, entre otros, deberán pagar montos que pueden alcanzar hasta los $3,500 pesos por dispositivo; costos que serán trasladados a los consumidores, incluso en múltiples ocasiones, de manera injusta y desproporcionada.

Los dispositivos digitales han demostrado ser cruciales para el ejercicio de derechos como la educación, el trabajo o la salud, así como para el desarrollo social y económico del país, sobre todo en el contexto de la pandemia de COVID-19. Encarecer estas tecnologías agrava la brecha digital y constituye un grave atentado al derecho de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, reconocido en el artículo 6 de la Constitución.

Además, sin guardar ninguna relación con la exposición de motivos de la iniciativa, también se pretende eliminar la fracción I del Artículo 51 de la Ley Federal de Derecho de Autor, convirtiendo el uso sin beneficio económico directo de obras en una infracción a los derechos de autor. Con este cambio injustificado, usos cotidianos de la cultura, especialmente en Internet –como usar fragmentos de obras para hacer memes, vídeos o remezclas sin fines de lucro– se convertirían súbitamente en violaciones a los derechos de autor.

En tiempos de la crisis económica y sanitaria que atraviesa el país, es fundamental apoyar al sector cultural, así como a otros sectores afectados. Sin embargo, la iniciativa del diputado Mayer únicamente enriquece a las sociedades de gestión colectiva a costa de los derechos humanos, especialmente de las poblaciones más vulnerables, sin dar garantías de que los ingresos obtenidos sean repartidos de manera equitativa o transparente ni que sean integrados a programas o políticas públicas de fomento a la cultura o la ciencia.

Por todo lo anterior, las organizaciones firmantes consideramos que la iniciativa que establece el #MocheDigital debe rechazarse en su totalidad, en tanto amenaza innecesaria e injustamente los derechos de acceso al conocimiento y de acceso a las tecnologías de la y la comunicación.

 

 

 

Contacto para entrevistas:

Iván Martínez
contacto@r3d.mx
55 5504 1636

 


Fecha de publicación en línea: 29 abril, 2020.