Boletines

México: ARTICULO 19 solicita a las autoridades de BC que garanticen la seguridad de Carmen Olsen

Ciudad de México, 13 de Noviembre 2013.- ARTICLE 19 condena las declaraciones de Francisco Castro Trenti, director de la Policía Municipal de Playas de Rosarito, publicadas en el Semanario Zeta de Tijuana el pasado viernes 8 de noviembre, en las cuales pretende desprestigiar la labor informativa de la periodista bajacaliforniana Carmen Olsen.

Las declaraciones del funcionario se suman a cuatro incidentes que han afectado la seguridad e integridad de la periodista, quien tras la agresión física sufrida el 4 de enero a manos de dos policías municipales a cargo de Castro Trenti, fue incorporada al Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas mediante el acompañamiento legal de ARTICLE 19.

El viernes 4 de enero Carmen Olsen fue agredida físicamente por los policías Rafael Rodrigo García Robledo y Juan Álvarez Feliciano, quienes trataron de impedir que la periodista fotografiara la detención que realizaban en la vía pública de una persona. Tras la agresión, la periodista fue detenida ilegalmente, remolcada en su vehículo hasta la comandancia de policía local donde fue fotografiada por la Secretaria Particular  de Francisco Castro Trenti, quien también se encontraba en el lugar y que con señas obscenas dirigidas a Olsen ordenó la liberación de la periodista.

En el reportaje de Zeta, titulado: “Denuncia hostigamiento de Castro Trenti”, el Jefe de la Policía en Playas de Rosarito sostiene que Carmen Olsen “no” acredita el carácter de periodista, al ser dueña de un blog de noticias, y que por esa razón la denuncia que presentó ante la FEADLE de la PGR, contra los policías a su cargo, fue declinada por un Juez Federal al Tribunal Superior de Justicia del Estado de Baja California (TSJBC).

Francisco Castro Trenti falta a la verdad al afirmar que el caso de Carmen Olsen fue declinado por falta de competencia a un tribunal local porque “no acreditó su carácter de periodista”. La determinación del Juez federal correspondió a un principio de territorialidad en materia penal, es decir, que determinó que las conductas ilícitas desplegadas por los policías agresores debían ser procesadas de conformidad con la legislación penal de Baja California.

Para ARTICLE 19 y conforme a los estándares internacionales en la materia, es evidente que en un estado democrático no se debe limitar la calidad de periodista por la pertenencia a alguna institución de información reconocida o de algún medio de comunicación o ente profesional. Es más, las autoridades en virtud de su calidad de garantes de los derechos humanos deben brindar la protección y prerrogativas a periodistas y en todo caso de abstenerse de emitir discursos que incrementen la situación de vulnerabilidad de la prensa.

El 16 de octubre, los Magistrados de la Quinta Sala Penal del TSJBC, quienes conocieron del caso,  resolvieron revocar el auto de formal prisión dictado contra los policías agresores, pero reconocieron que si hubo abuso de autoridad de los policías contra la periodista.  Ello, de ninguna manera, significa que se descalifique la versión de los hechos rendida ante la FEADLE de la PGR, si no que los magistrados sostienen que a la FEADLE le faltó allegarse de más elementos de prueba para acusar a los dos policías procesados. Es decir fue una llamada de atención para la  FEADLE para que integre de manera completa sus indagatorias y la consigne nuevamente.

ARTICLE 19 ha documentado que a la par de la denuncia penal interpuesta por Olsen contra los policías agresiones, desde el mes de agosto ha sido blanco de una campaña difamatoria en su contra en redes sociales y por medio de “panfletos” repartidos por militantes del PRI, entre ellos la diputada Mayra Robles. El 12 de septiembre, en el marco del desahogo de una audiencia por la agresión en su contra, policías municipales que se transportaban en una patrulla sin número incurrieron en actos de molestia y sin causa justificada obstaculizaron,  durante unos minutos, el traslado de la periodista. Así también, el 14 de septiembre por la noche fue agredida físicamente.

ARTICLE 19 tiene conocimiento además que en la Procuraduría General de Justicia de Baja California se han integrado dos averiguaciones previas en contra de Carmen Olsen. Una de ellas, abierta el 5 de enero de 2013, interpuesta por los policías que la agredieron. En los señalamientos, los funcionarios sostienen que fueron amenazados y ultrajados por la periodista. La segunda denuncia, tal y como lo dijo Castro Trenti en la entrevista de Zeta, fue abierta en razón de una denuncia presentada por el delito de difamación y calumnia, en el que la denunciante es la secretaria particular del Director de Seguridad Pública municipal, Claudia Cristina Espinoza García, también involucrada en las agresiones de enero.

Ante la situación crítica que padece Carmen Olsen, personal de ARTICLE 19 acudirá el jueves 14 de noviembre al municipio de Playas de Rosarito para reunirse con todas las autoridades involucradas. La visita se hará en el marco de las medidas de protección otorgadas por el Mecanismo Federal de Protección que reconoció que las agresiones en contra se motivaron por su labor informativa.

Por todo lo anterior ARTICLE 19 exige a las autoridades estatales y municipales cesen el hostigamiento en contra de la periodista Carmen Olsen. El mismo llamado hacemos a la FEADLE y al Mecanismo de Protección Federal para que actúen de manera diligente y eficaz en el ámbito de sus competencias, garantizando en todo momento la debida protección a su labor informativa.

 

Nota para prensa

Para mayor información, favor de contactar a contacto@articulo19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 www.articulo19.org

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.

13 noviembre, 2013 @ 12:52 PM