Boletines
  • Existe un profundo desconocimiento sobre el rol del Estado en el ejercicio de la libertad de expresión en Internet
  • Omite incorporar los principios, estándares y fundamentos para garantizar el ejercicio de los derechos humanos a través del uso de tecnologías de la información
  • Se ha legislado con deficiencias conceptuales en términos de la naturaleza de Internet y su funcionamiento
  • Persisten los mensajes contradictorios en cuanto al respeto y apuesta del IFT como órgano autónomo
  • La colonización gubernamental de Internet busca romper con su potencial democratizador y en el ejercicio de derechos

 

Ciudad de México 5 de febrero de 2021.- El 1 de febrero de 2021, el Senador Ricardo Monreal reiteró, mediante una conferencia de prensa, su intención de regular a las plataformas de redes sociales para que no sean ellas quienes decidan lo que está permitido o no en sus espacios, buscando establecer las condiciones propicias para que el Estado mexicano intervenga en ellos. El legislador informó que está a punto de presentar una iniciativa para modificar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) y así brindar atribuciones al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que sea este órgano quien vigile y dicte el actuar de las plataformas digitales.

Las intención del Senador Monreal es contradictoria a lo que aseguró recientemente -en mayo 2020-, cuando reconoció la utilidad de los servicios en Internet para vigilar el actuar público: “no tenemos en este momento ninguna iniciativa de regular redes [sociales], lo digo con toda honestidad; a mí me parece que no hay que regularlas, que no hay que legislar en esa materia, que hay que dejarlas [ser] libres, y que son instrumentos de interlocución y de manifestación social[1]. En esa misma intervención también declaró estar “totalmente convencido de que las redes son las que están propiciando transparencia, democracia y calidad de vida, en el sentido de combatir la corrupción, de ser vigilantes del actor público, de estar atentos siempre de la actitud de los servidores públicos. A mí me parece que está bien y así deben de continuar[2].

Desde ARTICLE 19 percibimos preocupante la inconsistencia en sus declaraciones y las motivaciones que están detrás de su propuesta legislativa, aparentemente centrada en regular qué contenidos pueden o no pueden circular en las plataformas de redes sociales en México. Sobre todo, por el desconocimiento que ha demostrado tener sobre el rol del Estado -en general- y del poder legislativo -en lo particular- en el ejercicio de la libertad de expresión en Internet. Asimismo nos preocupa la insistencia que el Senador Monreal ha mostrado hacia regular las interacciones y los contenidos en Internet y su uso, aunado a la inaplicación de principios, nociones y fundamentos existentes para garantizar el ejercicio de derecho humanos en línea.

Hacemos un llamado al Senador para que promueva una discusión abierta a través de sesiones de parlamento abierto que incluya a las múltiples partes interesadas como la academia, la comunidad técnica, el sector privado, la sociedad civil y otros actores de gobierno. Un diálogo abierto y plural y bajo el enfoque de derechos huma-nos que permita explorar alternativas para que el poder de las grandes plataformas de redes sociales no se ejerza en la opacidad ni en detrimento y a costa de los derechos humanos de las y los usuarios.
 

En este documento se desarrollan las principales preocupaciones

Descarga el PDF

 

[scribd id=493500068 key=key-S3jjyzAJJxd8L7q5xPUy mode=scroll]

 


[1] Segura, Gerardo, “Ricardo Monreal defiende libertad de redes sociales”, TV Azteca, 8 de mayo de 2020, https://www.tvazteca.com/aztecanoticias/politica/notas/ricardo-monreal-defiende-libertad-de-redes-sociales
[2] Ibídem.

Nota para prensa

Para más información, favor de escribir a comunicacion@article19.org 

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.


Fecha de publicación en línea: 5 febrero, 2021.
Ir al contenido