fbpx
Boletines

Ciudad de México 23 de agosto 2020.- Las organizaciones que conforman el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS) rechazan los actos de violencia y abuso de la fuerza ejercidos por las corporaciones municipales y estatales contra mujeres manifestantes en el marco de la protesta #JusticiaParaEvelyn del 22 de agosto en León, Guanajuato.

La tarde del 22 de agosto un grupo de más de 100 mujeres participó en un acto de protesta expresando su indignación por la denuncia de una agresión sexual de policías de León en contra de una joven el pasado viernes 14 de agosto 1. #JusticiaParaEvelyn comenzó a partir de las 18:00 horas en la Plaza Expiatorio desarrollándose marchas por varias calles del centro de la ciudad. Grupos de mujeres y colectivos mixtos expresaron su rechazo con consignas, etapas de silencio y otras expresiones artísticas.

Respuesta policial desproporcionada y arbitraria

Aproximadamente a las 18:30, mientras un grupo de manifestantes hacía pintas en las calles y a una caseta policial, la policía municipal reaccionó de manera desproporcionada, haciendo un uso arbitrario de la fuerza. Elementos de seguridad golpearon, jalonearon y agredieron  a las manifestantes. Un aproximado de 30 a 40 elementos comenzaron a reprimir la protesta. En videos compartidos en redes sociales se evidencia a elementos policiales tirando a las manifestantes al suelo, sujetándolas por el cuello y el cabello2.

Asimismo, la Policía Municipal comenzó un proceso de detenciones arbitrarias en la cual también las fuerzas de seguridad estatales tuvieron parte. Testimonios de una activista de derechos humanos y dos periodistas presentes indicaron que las detenciones se dieron con un exceso de uso de la fuerza: jóvenes fueron golpeadas, pateadas y tiradas al suelo. Aunado a esto, los testimonios indican que entre las detenidas había varias menores de edad. Según la información compartida con el FLEPS, las detenciones no sólo se dieron en los puntos principales de la marcha, sino que detuvieron personas en las paradas de transporte público, y en calles aledañas, lo que genera dudas sobre si las personas detenidas eran manifestantes o si fueron detenidas simplemente por estar en una ubicación cercana a la protesta. 

En un comunicado oficial de la Secretaría de Seguridad Pública de León se indica que se detuvieron a 25 mujeres y un hombre 3. No obstante en redes sociales la misma instancia publicó que eran sólo 22 mujeres 4. Varios colectivos feministas incluso expresaron expresado su preocupación por la posibilidad de que aún haya personas detenidas y de las cuales se desconoce su paradero 5, lo que debe ser aclarado, y debe investigarse el actuar policial frente a las detenciones. 

Durante las detenciones, también se documentaron agresiones sexuales en contra de las mujeres, tres de ellas menores de edad, una de las cuáles incluso tuvo que ser trasladada para su valoración al Hospital Materno Infantil. Cabe señalar que el uso de violencia y tortura sexual en contextos de manifestaciones ha sido un patrón documentado por el FLEPS, y que incluso fue referido por la Corte IDH como una táctica de control social que utiliza los cuerpos de las mujeres como forma de represión 6, lo cual es contrario no sólo al derecho a la libertad de manifestación, e integridad, también al derecho a una vida libre de violencia. 

Agresiones contra la prensa

En entrevista con organizaciones del FLEPS, cuatro periodistas relataron que desde iniciada la manifestación los cuerpos policiales fueron hostiles contra la prensa:

  • Brenda Orozco, reportera de PopLab, relató dos agresiones físicas que recibió por policías. Pasadas las 19:15 comenzó a tomar fotos sobre un grupo de mujeres protestando frente a una caseta de la policía. En eso una mujer policía la detuvo y forcejeó del brazo mientras le decía que no podía tomar fotografías. Más tarde, alrededor de las 19:45 mientras tomaba fotos de unas manifestantes frente a una patrulla la tiraron al suelo: “me agarraron de la mochila y me aventaron.”
  • Martha Silva, reportera de PopLab, informó que a las 20:30, decidió acercarse a cubrir las detenciones, un hombre vestido de civil la empujó para evitar que realizara su trabajo. Aunado a esto observó a un oficial y tres mujeres policías quienes pateaban a una manifestante en el suelo, ella  grababa y les gritó que detuvieran las agresiones. Como respuesta una policía la empuja y le amenaza: “Retírese o me la llevo detenida”. 
  • Alfonsina Ávila, reportera de Zona Franca, relató cómo alrededor de las 21:00, mientras cubría las detenciones, un grupo de mujeres policías la comenzó a rodear y golpear. Según su testimonio tuvo que comenzar a gritar: “¡me están agrediendo, soy de prensa, soy de prensa!”. Colegas de trabajo tuvieron que intervenir, pero eso no detuvo que una policía le amenazara minutos después. “Si sigues, te voy a llevar”.
  • Melissa Esquivias, reportera de Ágora, explicó cómo poco antes de las 21:00 fue rodeada por policías quienes la amenazaron y la esposaron con la intención de llevarla detenida. No obstante, al darse cuenta que era prensa la liberaron. 

Estos hechos se dan a un mes de que el FLEPS  documentara agresiones similares contra colectivos y familias de personas desaparecidas 7. Esto habla de un patrón de abuso de las autoridades tanto de la municipalidad de León, como del estado de Guanajuato. El FLEPS reitera que la protesta social es un derecho que está garantizado por la normativa mexicana y por estándares interamericanos. El uso de la fuerza de manera arbitraria contra manifestaciones para criminalizar a quienes ejercen su derecho a la protesta y se apropian del espacio público es una violación a los derechos en una democracia. 

Cabe señalar que desde el FLEPS hemos reiterado también, que ningún acto que atente contra la vida e integridad de las personas puede ser admitido bajo un enfoque de derechos humanos, tanto de quienes participan en las protestas, como de terceros, incluso de las propias autoridades. Las autoridades tienen en todo momento el deber de hacer uso de la fuerza únicamente cuando sea estrictamente necesario, de manera proporcional y bajo esquemas de rendición de cuentas, además los operativos no pueden encaminarse a disolver las manifestaciones y mucho menos justifican el actuar arbitrario de sus elementos. 

Respetar y garantizar el ejercicio de la protesta a través de la ocupación del espacio cívico es fundamental para que las autoridades y la sociedad escuchen las exigencias de víctimas de un contexto de violencia cotidiana, como lo son las mujeres mexicanas, es por ello que se ve con extrema preocupación cómo elementos de seguridad ejercieron violencia de género durante las detenciones de mujeres manifestantes. 

En vista de lo anterior, el FLEPS: 

  • Exige a la Secretaría de Seguridad Pública de León, y a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato se abstengan de reprimir movimientos sociales, evitando hacer un uso desproporcionado de la fuerza en estos contextos.
  • Exige la investigación y sanción tanto administrativa, como penal, de los elementos de la policía estatal y municipal que abusaron de la fuerza pública y cometieron detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, incluyendo los mandos quiénes estuvieron a cargo del operativo. 
  • Llama a la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato a realizar las investigaciones de violaciones a derechos humanos ocurridas en el marco del operativo en el marco de la queja que inició por los hechos, asegurando la participación de las víctimas. 

 

FLEPS

ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica, Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria; OP”, A.C., Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, A.C., Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo CEPAD, A.C., Centro Nacional de Comunicación Social A.C. Cencos, Colectivo de Abogadas y Abogados Solidarios CAUSA, Espacio Libre e Independiente Marabunta A.C., A.C., Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica, A.C., Servicios y Asesoría para la Paz, A.C., Red de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todas y Todos”, A.C., Resonar.


[1] PopLab.  Feministas pedían justicia por un acoso sexual de policías y reciben represión: 22 mujeres y un hombre, bajo arresto. 22 de agosto 2020. https://poplab.mx/article/Feministaspedianjusticiaporunacososexualdepoliciasyrecibenrepresion22mujeresyunhombrebajoarresto

[2] Video: https://www.youtube.com/watch?time_continue=24&v=H6gkHbzSPxk&feature=emb_title

[3] Secretaría de Seguridad Pública de León Guanajuato. “Refrenda SSP compromiso por esclarecer presuntos actos contra la joven Evelyn.” 22 de agosto 2020. https://enterate.leon.gob.mx/refrenda-ssp-compromiso-por-esclarecer-presuntos-actos-contra-la-joven-evelyn/

[4] Secretaría de Seguridad Pública de León Guanajuato (@Seguridad_Leon) Twitter. 22 de agosto 2020. https://twitter.com/Seguridad_Leon/status/1297383027144876032

[5] Mujeres contra las violencias machistas León Gto. Facebook. 23 de agosto 2020. “https://www.facebook.com/1703767909900924/posts/2704683906475981/?extid=PfspokBviLgqNq9k&d=n

[6] Corte IDH, Caso Mujeres víctimas de torutra sexual en Atenco vs México, sentencia de 28 de noviembre de 2018, párr 204

[7] ARTICLE 19. Fleps se suma a la exigencia por la no criminalización de las madres de personas desaparecidas durante una protesta en guanajuato. 10 de julio 2020. https://articulo19.org/el-fleps-se-suma-a-la-exigencia-por-la-no-criminalizacion-de-las-madres-de-personas-desaparecidas-durante-una-protesta-en-guanajuato/


Fecha de publicación en línea: 23 agosto, 2020.
Etiquetas: