fbpx
Alertas

Ciudad de México, a 30 de mayo de 2020.- El 29 de mayo, el periodista y director del medio digital Vox Populi, Sonny Figueroa, junto con el periodista y fundador de  Artículo 35, Marvin David Del Cid, de nueva cuenta fueron víctimas de actos de intimidación por agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala.

Las agresiones se registraron después de que cubrieran la llegada de la secretaria general de la Presidencia al Palacio Nacional en Ciudad de Guatemala. Los periodistas se encontraban sentados en una banca cuando tres elementos y un oficial de la Policía Nacional se aproximaron a ellos y les solicitaron el Documento Personal de Identificación (DPI). Al cuestionarlos sobre la razón de la petición, los policías respondieron que era “por ordenes superiores”. Mientras uno de ellos hablaba por teléfono, otro agente tomó fotografías de los DPI de los periodistas.

Enseguida, uno de los agentes exigió que Figueroa abriera su mochila y se levantara para que lo revisara. Él se negó, secundado por su colega, y los policías comenzaron a tomarles fotografías y videos. El oficial que hablaba por teléfono le dijo a Del Cid: “¿Usted cree que es más que nosotros porque estudió una maestría en Chile?, todos somos iguales.”

Unas horas antes de este incidente, los dos periodistas atestiguaron y tomaron fotografías de la llegada de la secretaria general de Presidencia, Leyla Lemus, en un vehículo Toyota con matrícula P466FTT. La particularidad de su llegada fue que ingresó con su vehículo en sentido contrario a la vía donde se encuentra su dependencia.

Esta no es la única ocasión en que Marvin David Del Cid y Sonny Figueroa han sido hostigados por una autoridad a causa de su ejercicio periodístico.

El 20 de enero, durante una conferencia de prensa del presidente, Alejandro Giammattei Falla,  éste cuestionó la labor periodística de Marvin Del Cid al expresar: “Me parece que el señor nos las trae. Sí nos la trae (..), porque se ha dedicado a hacer una serie de investigaciones basadas en no sé qué y nosotros mismos consideramos que se está extralimitando. Yo le puedo documentar a usted sus últimas cuatro investigaciones que llevan dedicatoria, ojalá supiera quién le está diciendo a usted que nos investigue de esa manera”.

La declaración de Giammattei se atribuye a la publicación de varios trabajos periodísticos sobre el círculo de influencia del presidente, sobre quienes  realizaron su campaña electoral y sobre la utilización de oficinas para ofertar plazas laborales dentro del gobierno.

El 25 de marzo, la responsable de Relaciones Públicas del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala, Ana Lucía Gudiel, anunció que empezaría un proceso judicial por difamación y violencia psicológica contra los dos periodistas debido al trabajo publicado en Artículo 35 y Vox Pópuli, donde señalan que era posible que su nombramiento público se debiera a la amistad que Gudiel tiene con la hija del ministro de Salud Publica y Asistencia Social, Hugo Roberto Monroy Castillo.

Es necesario mencionar que, en lo individual, Marvin David Del Cid denunció que el pasado 20 de mayo un par de agentes de la Policía Nacional Civil le solicitaron que se identificara con su DPI mientras se encontraba en las inmediaciones del Palacio Nacional de Cultura, mientras hacía su trabajo. El periodista recopilaba información y tomaba fotografías para un reportaje sobre la asignación para uso personal y oficial de vehículos propiedad de la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad (SAAS) a Poll Anria, amigo y asesor del presidente.

Una vez satisfecha la petición de los policías, el periodista se mantuvo en la calle tomando fotografías y recopilando información cuando fue intervenido por agentes de la SAAS para que se identificara. Del Cid explicó que ya lo había hecho con la PNC, por lo que los agentes de la SAAS llamaron a los policías que habían hecho presencia antes y, en conjunto, le dijeron que estaba prohibido tomar fotos cerca de Palacio Nacional de la Cultura y de la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad.

El periodista detectó en los agentes la intención de quitarle su equipo así que se retiró hacia la 6ta avenida y 5ta calle, donde media hora después observó que agentes de la SAAS y automóviles sin placas le comenzaron a tomar fotografías. En un último intento por continuar haciendo su trabajo, el periodista hizo algunas fotos de los vehículos en los talleres del SAAS. En ese lugar un elemento del Ejército de Guatemala y trabajadores de la citada dependencia pública le dijeron que llamarían a la policía y que ya lo tenían fichado.

Los hechos antes citados generan preocupación debido a que las acciones realizadas por funcionarios públicos y el mismo presidente denotan una actitud de hostilidad y obstaculización hacia el trabajo periodístico de Marvin Del Cid y Sonny Figueroa. Además, plantean un estándar inhibitorio para periodistas que quisieran investigar temas relacionados con la función pública.

La intimidación hacia los periodistas y la obstaculización de su trabajo por parte de las fuerzas de seguridad denotan la falta de compromiso del gobierno de Guatemala con su obligación de instruir a quienes las conforman sobre el respeto a los medios de comunicación y su deber de garantizar la libertad de prensa.

Por otra parte, es notable la participación de servidores públicos que expresan un perfilamiento a Del Cid y Figueroa a causa de su trabajo, hecho intimidante que opera en  contrasentido a la obligación de proteger a periodistas y trabajadores de medios de comunicación ante el riesgo que asumen en su práctica profesional diaria.

Es importante decir que, tal como lo ha expresado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su resolución No. 1/2020, los gobiernos deben abstenerse de restringir el trabajo y la circulación de las y los periodistas y proveer de las condiciones necesarias para que estos realicen su ejercicio profesional.

Ante esta situación, ARTICLE 19 llama al gobierno de Guatemala, a la Policía Nacional Civil y a la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad a abstenerse de llevar a cabo acciones que pudieran coartar el derecho de Figueroa y Del Cid a ejercer el periodismo sin presiones y de manera libre. 

Del mismo modo, ARTICLE 19 exhorta a la Procuraduría de Derechos Humanos que en la medida de sus facultades se pronuncie sobre las agresiones hacia Del Cid y Figueroa

Asimismo, es fundamental que de manera diligente la Fiscalía de Delitos contra Periodistas conozca de las agresiones recientes y ponga a disposición de los agredidos las medidas necesarias para disuadir cualquier intento de escalar los ataques contra ellos.

 

Nota para prensa

Para más información, favor de escribir a comunicacion@article19.org 

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.


Fecha de publicación en línea: 30 mayo, 2020.