Alertas

Reportero es agredido y detenido arbitrariamente durante 15 horas en Sabinas, Coahuila

Ciudad de México a 22 de agosto de 2017.- El reportero Sigifredo de la Cerda, del periódico Zócalo, fue golpeado, detenido arbitrariamente, incomunicado e impedido para realizar su labor informativa por agentes ministeriales en Sabinas, Coahuila, el domingo 20 de agosto de 2017.

El periodista se encontraba reporteando cuando vio dos patrullas sobre Avenida Cuauhtémoc que iban con la sirena y la torreta abiertas. Las siguió hasta que llegaron a la calle de Nueces, en la Colonia San Antonio, en donde ya se encontraban dos unidades de policía, una de ellas de la Investigación Estatal. El periodista observó que los agentes investigadores discutían con un grupo de personas, cuando de pronto alguien gritó: “¡Allá van!”, y dicho esto, los agentes se alejaron corriendo hacia una vivienda, seguidos por Sigifredo.

En entrevista, el fotorreportero, expresó:

-Cuando corro detrás de los policías, veo que irrumpen a la fuerza a una casa y comienzan a tratar de someter a los ocupantes. Un oficial me dice que no esté tomando fotos; de inmediato me identifiqué como reportero de Zócalo, pero me dijo que en un rato me pasaban las fotos de los detenidos.

Desde afuera de la casa alcancé a observar que un policía al interior de la vivienda encañonaba a una persona. Tomé fotografías del hecho y de inmediato un oficial volvió a decirme que no tomara fotografías, esta vez de una manera más agresiva, manoteándome hacia la cámara y tirando golpes.

Aunque en el lugar también había policías municipales de Sabinas, estos nunca intervinieron, a pesar de que De la Cerda les pidió ayuda.

Mientras se desarrollaba la agresión, el periodista logró escuchar que un agente gritó: “¡Gánchalo, a ese también nos lo vamos a llevar!”.

Al retroceder, Sigifredo se vio acorralado entre dos unidades de la policía, además de que otros agentes de investigación comenzaron a tratar de quitarle cámara y teléfono celular. El oficial que comenzó el manoteo se colocó detrás de Sigifredo y rodeó su cuello con el brazo, asfixiándolo. En la imagen, se observa en primer plano al agente que comenzó a manotear y posteriormente asfixió al periodista:

Mientras tanto, otro oficial lo golpeaba en los testículos. En la siguiente imagen, se muestra al oficial que golpeó al reportero vistiendo una playera blanca y sometiendo a otra persona:

A Sigifredo lograron arrebatarle su equipo de trabajo, esposarlo y trasladarlo a Ministerio Público en la colonia del Valle en el municipio de Sabinas, Coahuila, en donde tomaron registro de los datos particulares de De la Cerda y le dijeron que por no traer chaleco con la leyenda “PRENSA”, no podían saber si era periodista. Acto seguido, lo llevaron frente a una manta de la Procuraduría de Justicia del Estado de Coahuila para fotografiarlo, además de que le negaron en todo momento comunicarse con cualquier persona para avisar que estaba detenido y la posibilidad de ir al baño.

Después de aproximadamente 10 horas de su detención, el lunes 21 de agosto, el periodista fue notificado que era acusado de lesiones, por haber golpeado supuestamente a un oficial de policía y por resistencia de particulares.

Al respecto, De la Cerda declara:

“Después de que me metieron a una celda, aproximadamente a las dos y media de la mañana, uno de los agentes me decía que a veces ellos tienen que mentir para agilizar las cosas y me dijo: –Pudiéramos poner que tú me agrediste y ahorita mismo sales–. Yo me negué a hacerlo y el agente me dijo que igual podían decir que me detuvieron por cualquier cosa, que incluso podían sembrarme marihuana”. A ese agente lo habían golpeado las personas que estaban dentro del domicilio en el que irrumpieron, él mismo lo dijo.

En la mañana del 21 de agosto, el periodista fue sacado de su celda para declarar; estaba esposado de las manos y de los los pies, práctica que cuestionaron los compañeros y el abogado de Sigifredo, pero justificada por el agente del ministerio público como “necesaria por seguridad”. Le notificaron que ya sólo estaba acusado de lesiones y que el cargo de resistencia a particulares había sido retirado:

Aproximadamente a las 2:00 pm del 21 de agosto, el periodista fue liberado, no sin antes hacerle saber que el proceso por lesiones continuaba y que la autoridad posteriormente se comunicaría con él. Fue hasta las 4:30 pm que le fueron devueltas sus pertenencias, sin embargo, cuando las revisó, notó que las fotografías y el contenido relativo al incidente había sido borrado de su teléfono y cámara fotográfica.

No es la primera ocasión en que se registran en este año abusos policiales hacia elementos de la prensa.

ARTICLE 19 registró en el contexto de las protestas del gasolinazo del 5 de enero de 2017, la detención arbitraria de Juan Ramón Garza, reportero de Zócalo; la detención arbitraria y ataques físicos contra Guadalupe Pérez, reportera del Tiempo de Monclova y de XEPU radio; la detención arbitraria, amenazas y ataques físicos contra Norma Morin, reportera de La Voz de Monclova; ataques físicos contra Erika González, reportera del Tiempo de Monclova; Actos intimidatorios contra Julio César Lara, reportero de Canal 4 Monclova; Ataques físicos contra María Dolores Guerrero Pérez, jefa de información del periódico Vía 57; Ataques físicos y actos intimidatorios en contra de Gustavo Rodríguez, fotógrafo de Zócalo Monclova; y ataques físicos contra Antonio Moreno, reportero de TV Azteca. 

Ante estos hechos, ARTICLE 19 exige al Gobierno de Coahuila garantizar el ambiente propicio para el ejercicio periodístico en la región. Del mismo modo, exigimos a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila y en especial a la Policía Ministerial para que se abstenga de prácticas como la registrada en el caso de Sigifredo de la Cerda. El periodista no sólo fue atropellado en su derecho a recabar información y fue detenido arbitrariamente, sino también fueron vulnerados sus derecho a ser informado de la causa de su detención, a la garantía de su integridad física y psíquica, y a informar de su detención a familiares o personas de confianza.

En este sentido, es fundamental que se inicie el procedimiento administrativo correspondiente a efecto de que se determinen las responsabilidades de los servidores públicos adscritos que intervinieron y cometieron violaciones a sus derechos fundamentales.

Además, ARTICLE 19 exige que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Coahuila, dé seguimiento a la queja presentada por el periodista y actúe en el ámbito de sus facultades para determinar las violaciones a los derechos humanos del periodista y emitir la Recomendación correspondiente.

Finalmente, urgimos al Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos para que contacte al periodista agredido y haga lo necesario para protegerlo en la medida de sus atribuciones. 

Por último, exigimos a la Fsicalía Especial para la Atención de los Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión que inicie la carpeta de investigación a efecto de indagar los hechos reseñados con la debida diligencia, identificar a los responsables y realizar la imputación que corresponda ante la autoridad judicial.

Nota para prensa

Para mayor información, favor de contactar a comunicacion@article19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 ext. 110 www.articulo19.org

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.

 

23 agosto, 2017 @ 6:49 PM