Alertas

Policías municipales detienen arbitrariamente a periodistas en Chiapas por grabar actos irregulares de funcionarios

Ciudad de México, a 5 de marzo de 2017.- El martes 28 de febrero, el periodista Jonatan Zepeda, de Notiprensa, y el caricaturista político Carlos Orantes fueron detenidos arbitrariamente en Tuxtla Gutierrez, Chiapas.

Los comunicadores se encontraban en el palacio municipal con el propósito de continuar una investigación sobre posibles actos de corrupción de las autoridades locales. Previamente documentaron la existencia de presuntos funcionarios que eran “aviadores”.

Luego de la negativa de las autoridades para conceder cualquier tipo de entrevista o información que ayudara a desmentir o confirmar tal información, decidieron retirarse del lugar. Afuera del edificio, encontraron a Raúl Castillejos, secretario particular del presidente municipal, a bordo y haciendo uso de un vehículo asegurado por la procuraduría local. Al tratarse de una actuación irregular del funcionario y por lo tanto de interés público, decidieron documentar los hechos.

Minutos después de intentar grabar al funcionario, policías de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal les pidieron

a los comunicadores que pararan el tránsito del vehículo en el que iban a bordo. Por temor a represalias y agresiones ante el intento de documentar el actuar de Castillejos decidieron seguir su camino. A ello se suma que desde septiembre sufrieron amenazas telefónicas, por lo que su temor incrementó. Metros más adelante los comunicadores se percataron que además de los policías municipales se había desplegado un operativo en el que también participaron policías estatales y funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del estado de Chiapas.

Los comunicadores decidieron parar la marcha de su vehículo luego de que los policías accionaran armas de fuego contra del vehículo en el que estaban mientras circulaban por Avenida Central, una de las principales vías de Tuxtla Gutierrez. En ese momento decidieron documentar lo sucedido a través de un video transmitido por Facebook Live, en dónde los comunicadores dieron cuenta de los abusos cometidos por los policías municipales quienes los acusaban de llevar armas.

En repetidas ocasiones se escucha a los policías  “¿dónde esta la pistola? ¿dónde esta la pistola?.” A lo que los comunicadores contestaban  “no traemos pistola jefe, te lo juro que no traemos pistola” “soy periodista”, sin que los elementos de seguridad pública detuvieran los insultos y agresiones físicas en contra de los comunicadores.

En entrevista con ARTICLE 19 Jonatan Zepeda refirió: “nos detuvieron durante cuarenta minutos, dañaron mi carro, se robaron el celular de Carlos,  le quebraron su tableta donde dibuja, aparte de la golpiza que nos metieron, si no hubiéramos transmitido el video, no se que hubiera pasado” .

Un día después de esta agresión y después del robo del teléfono celular del comunicador, tanto Jonatan Zepeda como Carlos Orantes ya no podían acceder a  la página de Facebook de Notiprensa de la cual eran administradores, además de que el perfil personal de  Jonatan Zepeda fue desactivado luego de hacer una publicación “que incumple con las normas comunitarias de Facebook”.

Como ya se mencionó, el pasado septiembre de 2016 ambos periodistas fueron víctimas de amenazas y daños materiales el mismo día que dieron a conocer que   Raúl Castillejos, Secretario Particular del Presidente Municipal de Tuxtla Gutierrez “empeñó” un automóvil asegurado por la procuraduría local.

En aquella ocasión el automóvil propiedad de  Jonatan Zepeda fue quemado por sujetos desconocidos, además de que tanto él como Carlos Orantes recibieron amenazas telefónicas. La Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Chiapas otorgo medidas cautelares a favor de los counicadores pero no las ha implementado de manera efectiva. Se ha llegado al absurdo por  parte de la Comisión de que un oficio entregado en el domicilio de  Jonatan Zepeda, le informaron que su domicilio no se había localizado y por lo tanto no había sido posible aplicar cabalmente las medidas.

ARTICLE 19 exige al Ayuntamiento de Tuxtla Gutierrez Chiapas detener las amenazas, agresiones físicas y materiales y hostigamientos en contra de las y los comunicadores de la zona, además de iniciar las investigaciones relacionadas con las probables actividades irregulares del Secretario  Particular del Presidente Municipal Raúl Castillejos.

Del mismo modo ARTICLE 19 hace un llamado a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Chiapas así como a la Policía Municipal de Tuxtla Gutierrez a no agredir a periodistas de la zona. En especial deben abstenerse del uso arbitrario de la fuerza y de llevar a cabo detenciones arbitrarias como las expuestas en esta alerta. En este sentido, es preocupante el uso de armas de fuego en contra de los periodistas, razón por la cual debe erradicarse esta práctica por ser completamente desproporcional.

ARTICLE 19 insta al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas a otorgar las medidas necesarias para salvaguardar la integridad de los periodistas  Jonatan Zepeda y Carlos Orantes.

De la misma forma la Comisión Nacional de Derechos Humanos deberá iniciar los procedimientos necesarios para atender la situación de los periodistas mencionados en la presente alerta.

Por último, ARTICLE 19 exhorta a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión a iniciar las investigaciones correspondientes de los hechos suscitados el pasado 28 de febrero, toda vez que es evidente el involucramiento de autoridades locales, incluida la propia procuraduría local, en las agresiones contra los comunicadores.

5 marzo, 2017 @ 3:47 PM