fbpx
Blog Anticensura

México D.F., 24 de noviembre de 2011 (Article 19/Anticensura).-Después de 7 años de litigio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin al litigio iniciado por el periódico La Jornada en contra de la revista Letras Libres. El diferendo comenzó luego de que la revista publicara en 2004 un artículo de Fernando García Ramírez.

En resumen, el texto plantea una serie de críticas a la linea editorial de La Jornada, acusándoles de ser “cómplices del terror” debido a una supuesta cercanía con el hoy extinto grupo terrorista ETA. La Jornada decidió demandar a Letras Libres por daño moral luego de que exigiera que los dichos de García Ramírez fueran probados o que de lo contrario se retractaran. El litigio trascendió los intereses particulares de cada medio de comunicación, y le permitió a la SCJN sentar un precedente positivo al ponderar el derecho a libertad de expresión de Letras Libres frente al derecho al honor del periódico La Jornada.

La decisión de la primera sala de la SCJN constituye un precedente positivo por varias razones, primero porque evidencía la fuerza vinculante de los derechos fundamentales en las relaciones entre particulares. Si bien la Corte Suprema había tenido anteriormente la posibilidad de pronunciarse sobre el papel de la libertad de expresión en el escrutinio de funcionarios o figuras públicas o inclusive entre particulares, no lo había hecho sobre el rol de este derecho en la relación entre medios de comunicación. En segundo lugar, porque privilegió un debate desinhibido, robusto y abierto entre medios de comunicación sobre el derecho de éstos a la buena fama o prestigio, al ser esta una condición indispensable para una sociedad plural, tolerante y abierta.

Resulta de vital importancia reconocer que la decisión de la SCJN no constituye un apoyo directo o indirecto, a las opiniones vertidas por García Ramírez en su artículo, como tampoco es un premio o un castigo a las lineas editoriales de las partes litigantes. En todo caso, constituye un paso decisivo a favor de la pluralidad de voces y la promoción de un debate abierto de ideas y opiniones, luego sin lugar a dudas, abonaría al derecho a la información de la sociedad.

El prestigio del trabajo editorial tanto de La Jornada como de Letras Libres es indiscutible, ya que desde sus perspectivas particulares aportan a la discusión de asuntos de evidente interés público. La fidelidad de sus lectores es una muestra fehaciente de ello. Al someterse ambas empresas a la decisión de la SCJN, han aportado de manera decisiva a la protección del ejercicio de la libertad de expresión de todas las personas bajo la jurisdicción del estado mexicano.

Al igual que los servidores o figuras públicas, los medios de comunicación deben de someterse a un escrutinio y críticas más férreas que los ciudadanos comunes. Aunque a veces provengan en una forma confrontativa, chocante o inclusive mordaz. Los medios de comunicación juegan un papel central para facilitar el ejercicio de las libertades informativas de sus audiencias y lectores, por ello es necesario proteger la libertad de sus pares para investigar, informar y opinar respecto a las decisiones editoriales y coberturas, ya que ello beneficia de manera directa a las audiencias y lectores.

 

Link para leer el post original en El Universal  http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle15246.html


Fecha de publicación en línea: 24 noviembre, 2011.