infografias-prevenir

Guía de Seguridad para periodistas audiovisuales

Con el combate al crimen organizado en México y la salida a las calles de militares y la marina, la prensa quedó atrapada entre dos fuegos de violencia que azotaban la región. El constante trato entre fuerzas de seguridad públicas y periodistas en México, trajo consigo un incremento de agresiones contra la prensa; dando como resultado del 2000 a la fecha 74 periodistas asesinados posiblemente en relación con su labor periodístico y un silencio informativo en varias zonas del país.

Ejemplo de ello fueron los fotoperiodistas Gabriel Huge y Guillermo Luna quienes habían sido reportados por sus familiares como desaparecidos desde la tarde del 2 de mayo de 2012. Guillermo era trabajador de la agencia de Noticias Veracruznews mientras que Gabriel era reportero independiente; sus compañeros notaron su ausencia desde que no llegaron a cubrir una nota sobre un accidente vial.
 Al medio día del 3 de mayo (Día Mundial de la Libertad de Prensa) la Procuraduría del Estado de Veracruz confirmaría que sus cuerpos junto con el del fotoperiodista Esteban Rodríguez e Irasema Becerra, trabajadora administrativa del Diario El Dictamen, habrían sido hallados en bolsas negras abandonados en el canal de La Zamorana, ubicado atrás de una planta de tratamiento de aguas negras, en el municipio de Boca de Río, Veracruz.

En los últimos años, los periodistas audiovisuales se han vuelto mayormente vulnerables, puesto que se encuentran en la primera línea y en muchos casos son quienes reciben la primera agresión. Mientras que la violencia obligó al periodismo escrito a buscar otras formas de cubrir hechos relacionados con el tema; la prensa gráfica sigue en el constante debate de hacer cobertura segura sin cruzarse con su agresor, puesto que su razón de ser radica en estar en lugar de los hechos.

El asesinato del fotoperiodista estadounidense Bradley Will, en el 2006 durante el conflicto de la APPO en Oaxaca, evidenció la flaqueza que existe entre la línea  de informar de manera segura o el silencio ante el riesgo.

Once de los 74 periodistas asesinados en México, del 2000 a la fecha, son reporteros gráficos y uno más se encuentra desaparecido. Del 2009 al primer semestre de 2013 ARTICLE 19 documentó 150 agresiones contra periodistas audiovisuales; de éstas 55 ocurrieron el año pasado y del total 86 fueron por parte de fuerzas de seguridad pública, mientras que 12 son presumiblemente relacionadas a la delincuencia organizada.

Por ello, desde 2011  ARTICLE 19 y World Press Photo han trabajado en la profesionalización y capacitación para periodistas audiovisuales en México, el proyecto que hemos diseñado durante este tiempo ha sido el de una profesionalización basada en la cobertura segura que sin dejar de informar disminuya el número de agresiones contra la prensa.

La urgencia de una prensa gráfica con más herramientas para el libre ejercicio trajo como resultado la Guía de seguridad para periodistas audiovisuales. Este documento pretende ser un apoyo al gremio  que quedó inmerso entre la cotidianidad de la nota roja y los combates al crimen organizado, así como los desastres naturales, manifestaciones sociales e inclusive el reto diario de la ética periodística y la manipulación fotográfica en la era digital.

Esta guía de seguridad fue elaborada con el apoyo de periodistas audiovisuales de distintos lugares del país así como del extranjero quienes han apostado a la par de ARTICLE 19 en la capacitación y autocrítica constante del fotoperiodismo, entendiendo que como buen género informativo responde también a las demandas del interés social de una prensa más responsable como vía de una mayor democracia.

Guia de Seguridad para periodistas audiovisuales

29 agosto, 2013 @ 12:52 PM