Boletines

Entrevista a Adrián López

El miércoles 2 de abril, ARTICLE 19 entrevistó al Director General del periódico Noroeste, Adrián López Ortiz, quien habló de los ataques que su periódico y los trabajadores del medio, han vivido desde que el 1 de septiembre de 2010 les balearon la fachada del diario en Mazatlán, así como de las más recientes agresiones registradas por el seguimiento periodístico que hicieron de la captura del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera.

Según la suma del propio directivo de Noroeste, son alrededor de  60 agresiones e incidentes de seguridad en un lapso de tres años, que no sólo han vulnerado la tranquilidad de sus empleados y directivos, sino que además ha mermado sus finanzas por los constantes robos y ataques físicos a sus voceadores.

“Cuando vives en un constante clima de crimen organizado, no solamente te vuelves muy vulnerable ante el crimen organizado como medio, sino que además es el caldo de cultivo perfecto para que las autoridades te agredan”, dijo López Ortiz a ARTICLE 19, casi 14 horas antes de que dos personas lo atacaran a balazos en Culiacán, justo después de su regreso de la Ciudad de México,  donde el martes 1 de abril participó en la presentación de la tercera edición del Índice de Acceso al Gasto en Publicidad Oficial en las entidades federativas.

Para ARTICLE 19, la agresión sufrida por López Ortiz es un ataque grave a su integridad  que debe ser investigada por la Fiscalía de Delitos contra Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR, pues es evidente que el Directivo de Noroeste labora en un contexto adverso y complicado para su actividad profesional.

A continuación la entrevista:

¿Cómo se han dado las agresiones en lo que va del año (2014) por parte del personal del Noroeste?

“Lo que hemos vivido en cuanto a las agresiones que ha sufrido el personal del Noroeste durante las últimas semanas, sobre todo después de la detención del Chapo Guzmán, pues han sido una serie de hechos que podemos explicar en una cronología en donde a partir de la detención de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán lo que tenemos es primero unas amenazas donde lo que nos piden es que dejemos de investigar sobre la red de protección de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Sobre la red de protección policial. Nos preocupó mucho el tema de las amenazas, porque recién habíamos agendado una entrevista con el Secretario de Seguridad Pública de Mazatlán y no habíamos publicado absolutamente nada, sino que los únicos que sabíamos de la entrevista eran los policías y los periodistas. Curiosamente, este Secretario de Seguridad ya fue destituido y se encuentra bajo proceso de investigación precisamente por esta razón.

¿Ustedes presumen o creen que las amenazas pudieron venir por parte de la propia autoridad municipal, en este caso, el Secretario Municipal…

“Nos parece muy lógico porque, como te digo, no habíamos publicado nada. Casi siempre todas las amenazas, tú lo sabes bien, provienen después de la publicación y en este caso lo único que había sucedido es que habíamos agendado esta entrevista y en la amenaza además se refieren al hecho específico de dejar el tema de la policía. Nos dicen textualmente que dejemos de estar chingando con la policía, entonces nos llamó mucho la atención la coincidencia de factores.

También se han dado otras amenazas, en este mismo contexto, de agresiones a fotoperiodistas. Platícame cómo se dieron estas agresiones.

“Sí. Lo que sucedió es que el día de la segunda marcha en apoyo a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, lo que hubo fue un intento de represión de la marcha en la ciudad de Culiacán, se realizó también una en Guamúchil y sufrimos agresiones para dos fotógrafos o fotoperiodistas nuestros y para una videógrafa en el caso de Culiacán. En el caso de Guamúchil lo que hicieron fue golpearlo, quitarle la cámara por tomarle fotos cuando arrestaban a un civil y en el caso de Culiacán por tomar fotos cuando uno de los policías dispara al aire para disuadir la marcha. En los tres casos, interpusimos denuncias ante la Procuraduría General del Estado. Ya están identificados los policías que atacaron al fotoperiodista de Guamúchil, aunque no ha habido todavía sanciones. En el caso de los agresores del fotoperiodista de Culiacán todavía no tenemos resultados y también ya está identificado la persona que le quitó el teléfono celular a nuestra videografa y también el teléfono está incautado por las autoridades.

No es la primera vez o no es la primera agresión que sufren en el Noroeste. ¿En anteriores agresiones ustedes también presumen que pudiera estar la mano de alguna autoridad detrás de estos ataques?

“Pues mira en el caso de estas agresiones es obvio que fueron policías, lo cual nos preocupa porque nos dicen que no los pueden encontrar cuando hay un número de patrulla, evidencia, hay grabaciones, etc. En el caso de anteriores agresiones lo que a nosotros nos preocupa mucho sin poder tener la certeza, porque no somos investigadores y no tenemos elementos es que algo que parece ser una práctica en México que cuando vives en un constante clima de crimen organizado, no solamente te vuelves muy vulnerable ante el crimen organizado como medio, sino que además es el caldo de cultivo perfecto para que las autoridades te agredan, porque es muy fácil replicando el modus operandi de ciertos calibres, de ciertos tipos de amenazas, de cierto lenguaje,  que las autoridades también te hagan daño.

“Los casos de periodistas asesinados en Sinaloa como el de Humberto Millán, por ejemplo que es uno de los más sonados, al parecer el modus operandi fue evidentemente con una motivación política, ¿no?, que es lo que hasta ahorita dicen las pesquisas. Lo cierto es que no se encuentra aclarado ninguno entonces parece que la autoridad no es solamente omisa, sino cómplice cuando no aclara estos temas.

 
3 abril, 2014 @ 10:29 PM