fbpx
Blog Anticensura

Foto: http://www.mobileinquirer.comBlog ANTICENSURA .-Las “nuevas tecnologías” ya no son tan nuevas. Su uso es cada vez más común y esta impactando no sólo la manera en que se hacen negocios y política, sino también la manera en la que socialimos. Como cualquier otra herramienta, el impacto positivo o negativo que puedan tener depende de quién las use y para qué fin. Sin cortapisas, la opinión pública internacional alabó el papel que cumplió este tipo de herramientas en Túnez y Egipto, y condenó la intención de los gobiernos de censurarlas.

Sin embargo estas voces de indignación no se han dejado escuchar con firmeza para condenar o por lo menos cuestionar los llamados de funcionarios británicos para suspender el acceso a varias plataformas públicas como Twitter o inclusive privadas como el Blackberry Messenger (BBM) durante los disturbios, bajo el argumento de estaban facilitando saqueos que tuvieron lugar en las primeras semanas de agosto. Tampoco ha habido un rechazado ahora que todo volvió a la normalidad, al planteamiento del Primer Ministro David Cameron sobre la necesidad de monitorear de cerca la gestión o promoción de la violencia a través de estas plataformas.

 

Existe una diferencia abismal entre un escenario de protestas masivas a favor de un cambio democrático y uno en donde una multitud enfurecida sale a las calles a saquear comercios y dañar propiedad privada, sin embargo la discusión pública en el último caso se ha desviado de la reflexión que resulta urgente. El Dr. Ramesh Srinivasan, experto en temas relacionados con medios de comunicación e información de la Universidad de California Los Ángeles afirmó en un artículo para The Washington Post, lo siguiente: “Con o sin estas tecnologías, las personas en última instancia, se pondrán de pie y dirán lo qué piensan. Si seguimos enfocándonos en las tecnologías en vez de las personas, corremos el riesgo de ignorar el origen de sus quejas y algo mucho más complejo, las redes orgánica utilizadas para comunicarse.”

Salvo unos cuantos mensajes por Twitter y otros supuestamente enviados por BBM difundidos por varios medios de comunicación, no existe evidencia de que estas plataformas provocaron los disturbios en Reino Unido. Tampoco hay evidencia empírica de que al bloquearlas los disturbios hubieran sido controlados. El rastreo que hizo el blogger Luke Allnutt de los hashtags #Tottenham, #Enfield, #Tottenhamriots durante el episodio violento, reveló que Twitter más que facilitar los incidentes, contrarrestó la incertidumbre. La mayoría de los mensajes eran condenas a los hechos, llamados a la calma y solicitudes para confirmar rumores.

La poca coordinación que hubo entre los participantes en los disturbios que está siendo atribuida a teléfonos celulares, mensajes de texto o mensajería instantánea, no puede ser considerada una razón suficiente para cancelar o restringir el acceso a las diferentes plataformas de servicios. También fueron difundidas fotografías de muchachos vistiendo ropa adidas y tenis nike rompiendo aparadores de negocios, pero eso tampoco es una razón suficiente para llamar a los ejecutivos de estas marcas para discutir con las autoridades su papel los saqueos.

A diferencia de Twitter y Facebook, el servicio de mensajería de Blackberry encripta de manera automática los mensajes entre sus usurarios, lo cual hace no puedan ser monitoreados por las autoridades sin un permiso expreso de la compañía. Patrick Spence, director global de ventas de Research in Motion (RIM), explicó durante los disturbios que: “Al igual que en otros proveedores de tecnología en el Reino Unido nosotros cumplimos con el Reglamento de la Ley de Facultades Investigadora y cooperamos plenamente con el Ministerio del Interior y las fuerzas de policía del Reino Unido.” No es la primera vez que esta compañía es presionada para dar a un gobierno acceso a la información trasmitida a través de su servicio de mensajería; India, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita lo hicieron el año pasado argumentando la necesidad de monitorear la actividad de grupos terroristas que utilizan esta herramienta. Una solicitud de ese tipo no debe ser entendida como un asunto que atañe exclusivamente al gobierno solicitante y a la empresa proveedora del servicio ya que, en el caso de que sea aceptada, se estaría sentado un precedente negativo de alcance global que podría ser utilizado por otros gobiernos.

Por ello resulta muy importante conocer los resultados de la reunión que habrán de celebrar el jueves (25 de agosto), funcionarios británicos de la Secretaría del Interior y representantes de RIM, Twitter y Facebook. El Primer Ministro, David Cameron, ha planteado la revisión integral de varias de sus políticas con la finalidad de atender las causas de los disturbios y saqueos producto de un deterioro moral en cámara lenta. Ojalá que las autoridades británicas recuerden que la censura o la invasión injustificada o generalizada a la privacidad jamás podrán abrir el paso a la civilidad y tranquilidad.

Los recientes comentarios de las autoridades chinas, uno de los gobiernos con peor record de libertad de expresión tanto dentro como fuera de Internet, aplauden la intención del gobierno británico de “discutir” el papel de las redes sociales durante los disturbios, debería ser tomado como un indicador de la dirección equivocada en la que se están embarcando.

Resulta más sencillo condenar las acciones provenientes de gobiernos autoritarios para restringir el derecho a la libertad de expresión, que cuando una acción semejante es considerada por un gobierno elegido democráticamente electo. Quizá esto se deba a la falsa presunción de que la censura es impuesta sólo los gobiernos que son abiertamente autoritarios o vinculados a una ideología específica. Nada más falso, la tentación de censurar (en cualquiera de sus formas) es un elemento intrínseco al ejercicio de poder.

 

Texto escrito por Ricardo González Oficial de Programa de Seguridad y Protección a Periodistas


Fecha de publicación en línea: 25 agosto, 2011.