fbpx

Luego de su consulta con la partera Ximena Rojas (izquierda), Luz (derecha) me cuenta que fue despedida de una fábrica que detuvo operaciones por la pandemia, se quedó sin dinero y seguro social, por lo que recurrió a las «Parteras fronterizas» para que la acompañaran en el alumbramiento de su tercer hijo. Agrega que mientras perdure la contingencia sanitaria no desea entrar en ningún hospital. Foto: Fabiola Solano


Fecha de publicación en línea: 26 mayo, 2020.