Boletines

ARTICLE19 hace llamado para garantizar seguridad de radios comunitarias en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca

El 27 de marzo de 2013, personas desconocidas irrumpieron las instalaciones de Radio Totopo en Juchitán, Oaxaca (Sur), para robar equipo de esa estación de radio comunitaria con fuerte presencia en el Istmo de Tehuatepec.

Los responsables del atraco se robaron la antena transmisora, equipo de cómputo y el medidor eléctrico de la estación, vitales para su transmisión.
 
Hasta el momento se desconoce la identidad de los responsables del robo, el cual se da en un contexto donde la estación ha informado la estrategia que han seguido los pescadores zapotecos de la zona, quienes se oponen a la instalación de un parque eólico en terrenos comunales de Juchitán, impulsado por la empresa española de gas natural Fenosa.
 
Además del robo a sus instalaciones, varios de sus colaboradores, entre ellos Carlos Sánchez López, Raymundo Regalado Jiménez, David Henestrosa y Sara Bartolo López, cuentan con órdenes de aprehensión por el delito de extorsión.
 
Radio Totopo no es la única estación de radio comunitaria en el Istmo de Tehuatepec que ha sufrido robo a sus instalaciones. El miércoles 20 de abril de 2011, desconocidos ingresaron por la madrugada a las instalaciones de Radio Huave, localizada en el municipio de San Francisco del Mar, para robar su equipo de transmisión, micrófonos, computadoras y mezcladoras.
 
Con poco más de 10 años de estar al aire, Radio Huave es una emisora icono en el Istmo de Tehuatepec. Al igual que Radio Totopo, ha venido informando sobre las posibles afectaciones que traerá la construcción de parques eólicos en esa región oaxaqueña.
 
Al robo de equipo y las órdenes de aprehensión, se suma la amenaza de muerte que sufriera el activista y periodista  Filiberto Vicente Aquino, Coordinador de la Radio Comunitaria Stidxa Gudxi de Santa María Xadani, quien el 21 de marzo recibió una llamada telefónica donde textualmente le advertían que el gobierno ya no quería personas como el, “tengo órdenes expresas de acabar contigo y con tu familia”.
 
La llamada telefónica la recibió tras cubrir una conferencia de prensa donde activistas de Oaxaca, que se oponen a la construcción de un parque eólico en San Mateo del Mar, hablaron sobre las acciones que realizan para evitar su construcción.
Los actos descritos, contravienen el artículo 2 de la Constitución Mexicana y el artículo 16 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, mismos que consagran el derecho de los pueblos indígenas a establecer sus propios medios de comunicación.
 
La Relatoría Especial sobre la protección y promoción del derecho a la libertad de expresión y opinión de la Naciones Unidas, manifestó en su informe de 2011 con motivo de su visita a México que “los medios de comunicación social, como las radios y canales comunitarias, cumplen un papel fundamental en la democracia y en la preservación y desarrollo de la cultura de los pueblos. “Ante los actos de violencia y la criminalización que han sufrido en los últimos años, el Relator Frank La Rue recomendó al Estado mexicano “asegurarse de que el ejercicio de la radiodifusión comunitaria no sea objeto de persecución penal”. En el mismo sentido se pronunció la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA al externar su preocupación por el uso de figuras penales en contra radios comunitarias.
 
Ante las agresiones cometidas contra las radios comunitarias y sus colaboradores, ARTICLE 19 hace un llamado a las autoridades de Oaxaca para garantizar la seguridad de las estaciones y sus comunicadores, quienes realizan una labor informativa fundamental en el Istmo de Tehuatepec. No hacerlo contraviene y atenta contra los derechos de los pueblos indígenas del Istmo de Tehuatepec y violenta un derecho fundamental como es la libertad de expresión.
18 abril, 2013 @ 10:00 AM