fbpx
Blog Altoparlante

Mientras todos estábamos obsesionados con el proceso electoral, la violencia contra la prensa no bajó ni un minuto, por el contrario estos primeros seis meses cierran con cifras preocupantes de violencia contra la prensa.

Hemos lanzado nuestro reporte semestral. Algunos datos vale la pena decirlos, como el hecho de que continúen siendo los funcionarios públicos los principales perpetradores de la violencia contra la prensa, por encima de la delincuencia organizada que la autoridad insiste en señalar como la principal amenaza contra periodistas.

En este semestre la violencia física ha predominado por sobre otro tipo de violencia, el 44.57% de los 83 casos hasta ahora han involucrado este tipo de violencia. Otro dato preocupante es el del desplazamiento forzoso de periodistas, que tan solo en este año suman 11 casos. Geográficamente Veracruz y Oaxaca concentran casi la mitad de las agresiones de este año, 22 y 15 casos respectivamente.

Veracruz vive la peor crisis que hayamos enfrentado en mucho tiempo. Nueve periodistas han sido asesinados en el periodo de Javier Duarte al frente de la administración estatal. Grupos armados han entrado al domicilio de algunos para matarlos mientras dormían; otros fueron objeto de torturas y sus cuerpos fueron mutilados antes de ser abandonados en alguna calle de las principales ciudades del estado.

En el lapso de 47 días, cinco periodistas fueron privados de la vida en Xalapa, capital del estado, y la zona portuaria de Veracruz-Boca del Río. El último crimen ocurrió una semana después de que el gobierno estatal anunció la creación de una Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, que estaría encargada de proteger la integridad de quienes ejercen el periodismo en la entidad.

El clima de descomposición ha venido acompañado de otros fenómenos. El temor entre los periodistas ha originado el desplazamiento de al menos ocho periodistas fuera del estado, tanto por el clima de incertidumbre que viven después de los crímenes que permanecen impunes, como por rumores de supuestas listas de comunicadores en la mira de delincuentes y autoridades.

Parte del problema principal sigue siendo la impunidad de los casos, es en los estados más violentos donde las instituciones y leyes simulan protección pero no se resuelven. La impunidad es la puerta al círculo viciosos de la violencia contra la prensa y será tare fundamental del siguiente gobierno corregir el problema de impunidad con ayuda de instituciones, congreso y sociedad civil organizada.

Aquí dejamos nuestro reporte completo e infografía.

reportesemestral (1)


Fecha de publicación en línea: 4 julio, 2012.


 Artículos relacionados