Boletines

Ciudad de México, a 10 de julio de 2021.- A un año y medio de que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) aceptó en todos sus términos la Recomendación 19/2019 emitida por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), aún persiste la falta de cumplimiento.

El 4 de diciembre de 2019, la CDHCM emitió la Recomendación 19/2019, sobre los casos del medio Aristegui Noticias y de los periodistas Humberto Padgett y Germán Canseco, al haber acreditado violaciones a sus derechos de libertad de expresión, ejercicio periodístico, acceso a la justicia y verdad, así como por incumplir el debido proceso por parte de la entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX).

Consistió en la primera recomendación emitida por la CDHCM que contextualiza y  visibiliza los patrones de impunidad que se producen por las fallas, deficiencias y omisiones en la investigación penal y  atención de casos de agresiones contra medios de comunicación y periodistas en la capital del país.

Uno de los objetivos principales de la recomendación —como medida de no repetición— es enviar un mensaje a la institución de procuración de justicia a fin de que corrija los errores y fallas en las investigaciones sobre delitos contra la libertad de expresión, los cuales agravan el clima de impunidad e incrementa la vulnerabilidad y riesgos de la prensa en la ciudad.

A pesar de haber aceptado en su totalidad el instrumento recomendatorio , a un año y medio la Fiscalía de la Ciudad de México no la ha cumplido en su totalidad. Cabe recordar que esta Recomendación representa una gran oportunidad para la ahora Fiscalía General de la Ciudad de México, respecto a la implementación de cambios estructurales que resuelvan las falencias que esta institución ministerial ha tenido a lo largo del tiempo.                         

Con respecto al equipo de Aristegui Noticias, recordar que el 13 de noviembre de 2016, allanaron las oficinas del medio. A casi cinco años de estos hechos, la investigación sigue sin avanzar. Si bien hay una persona sentenciada por este hecho, aún falta identificar y ubicar y dar con otras cuatro personas que perpetraron el crimen además de identificar a los autores intelectuales.

Peor aún, posterior al allanamiento de Aristegui Noticias y luego de una semana de los hechos, dentro de la entonces Procuraduría se filtró información de la investigación sobre los hechos, que incluía información confidencial como datos personales de las víctimas. Las filtraciones de información confidencial que vulnera la integridad de las víctimas, se repitió en los casos de Humberto Padgett y Germán Canseco.

En el caso del periodista Padgett, la procuraduría no sólo entregó a los agresores los datos personales del periodista sino también el estudio de análisis de riesgo que el mecanismo de protección a periodistas realizó sobre la situación del reportero y su familia. Estos hechos sucedieron luego de que Humberto Padgett presentó una denuncia en la Procuraduría de la capital del país, luego de que el 22 de agosto de 201, el reportero estaba en las instalaciones de Ciudad Universitaria investigando sobre operaciones de narcomenudeo en la UNAM cuando un vendedor de sustancias ilícitas lo descubrió, alrededor de 10 hombres abordaron a Padgett, lo  golpearon en numerosas oportunidades, encañonaron, robaron su material periodístico y documentos de identificación personal, además de amenazarlo de muerte. 

Por último, el 24 de junio de 2016, el periodista Germán Canseco, fue víctima de allanamiento de su hogar y robo. Los sucesos ocurrieron mientras el periodista y su familia dormían en su domicilio. Sobre la investigación correspondiente, la entonces Procuraduría también filtró información que también aumentó los riesgos del periodista a sufrir otras agresiones.

Por lo anterior la Recomendación 19/2019 establece en varios puntos la necesidad imperante de revertir estas acciones y establecer mecanismos que garanticen la no repetición. Sin embargo, no hay claridad sobre qué acciones emprende o emprenderá la Fiscalía, por el contrario ,es de conocimiento público que las filtraciones siguen sucediendo constantemente.

Si bien en meses recientes se han comenzado a sostener algunas reuniones con la Fiscalía para abordar el seguimiento de la Recomendación y la misma ha mencionado que se encuentra en trámite de cumplimiento, hasta la fecha no se ha materializado un punto recomendatorio específico que la Comisión de Derechos Humanos haya dado por cumplido y que las víctimas hayan dado por satisfecho. Esta situación injustificada de retraso y falta de resultados concretos, ocasiona también una revictimización a las y los periodistas involucrados, quienes manifiestan su enojo y desesperación ante tal situación. 

De conformidad con el marco de protección a los derechos de las víctimas, la actuación de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México (CEAVI) es fundamental. En el caso del periodista Humberto Padgett y su familia su intervención ha sido fallida y revictimizante. A la fecha solo ha emitido una resolución parcial de los planes individualizados de reparación la cual, además, no cumple con los estándares y lineamientos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha establecido en materia de reparaciones, lo que con llevó a que las víctimas promovieran un juicio de amparo en el que el Comisionado de Víctimas Armando Ocampo promovió un recurso por demás absurdo y que, desde la perspectiva de las víctimas y su acompañantes representa una práctica dilatoria de mala fe.

La CEAVI en el caso del periodista Germán Canseco demoró cuatro meses sólo en determinar su inscripción al Registro de Víctimas de la Ciudad de México —aun cuando— la CDHCM le reconoció la calidad de víctima de violaciones a derechos humanos, a la fecha proceso reparatorio no se implementado.

A un año y medio de emitida la recomendación,  y  cuatro años de los crímenes cometidos contra los periodistas Padgett y Canseco. La CEAVI debe conducirse diligentemente a fin de que las víctimas no sigan esperando la reparación del daño.

Por su parte, la FGJCDMX  debe cumplir la recomendación y realizar un trabajo de análisis de contexto, conocer y aplicar el Protocolo homologado para la investigación de delitos cometidos contra la libertad de expresión; priorizar la línea de investigación relacionada con la actividad periodística; no criminalizar a las víctimas; abstenerse de filtrar información; reconocer la importancia del periodismo en una democracia; realizar un trabajo de persecución penal estratégica e incorporar de manera activa la actividad periodística de las víctimas en las técnicas de litigio, entre otras.

ARTICLE 19 reitera sus exigencias a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México —en su carácter de autoridad responsable— para que cumpla con la totalidad de la Recomendación 19/2019 siempre garantizando la participación de las víctimas y sus representantes. La Fiscalía y la CEAVI con todos los recursos disponibles están obligadas a cumplir con la máxima diligencia el instrumento recomendatorio para evitar ese tipo de violaciones a derechos humanos no se vuelvan a repetir —pero ante todo— que las víctimas perciban las acciones de dichas autoridades con una finalidad reparadora.

Enfatizamos que acatar de manera completa y puntual todos los puntos recomendatorios por parte de la Fiscalía, contribuiría a garantizar justicia, verdad y reparación, así como a implementar garantías de no repetición que aporten a transformar integralmente la procuración de justicia en la Ciudad de México.

Nota para prensa

Para mayor información, favor de contactar a comunicacion@article19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 www.articulo19.org

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.


Fecha de publicación en línea: 10 julio, 2021.
Ir al contenido