Boletines

Ciudad de México, a 4 de diciembre de 2019.-El día de hoy, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) emitió la Recomendación número 19/2019, sobre los casos del medio Aristegui Noticias y de los periodistas Humberto Padgett y Germán Canseco, por acreditar violaciones a la libertad de expresión, a su ejercicio periodístico, a su acceso a la justicia y verdad, así como por incumplir el debido proceso por parte de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX).

Se trata de la primera recomendación emitida por la CDHDF que de manera conjunta visibiliza  patrones de impunidad y la mala actuación de la PGJCDMX en la atención de casos de agresiones contra medios de comunicación y periodistas.

Además, envía un mensaje a la PGJCDMX para que corrija los graves errores que comete en la forma en que investiga delitos contra la prensa y que contribuyen a agravar el clima de impunidad de estos crímenes en la ciudad. Estos incluyen la filtración de información sensible sobre víctimas a sus agresores y a medios de comunicación, la falta de priorización de las líneas de investigación asociadas con la actividad periodística de las víctimas y el incumplimiento del Protocolo Homologado para la investigación de crímenes contra la libertad de expresión.

ARTICLE 19 ha acompañado y representado los casos del del medio de comunicación Aristegui Noticias y el del periodista Humberto Padgett.

Allanamiento y robo en las oficinas de Aristegui Noticias

Respecto del primer caso, el 13 de noviembre de 2016 cinco personas -tres hombres y dos mujeres- hallanaron el inmueble donde tiene sus oficinas el equipo de Aristegui Noticias. Después de forzar cerraduras, desmontar puertas y hurgar en cajones, estas personas sustrajeron una computadora portátil que formaba parte de la Unidad de Investigaciones Especiales del sitio y contenía información periodística, tal como temas de corrupción de autoridades federales y estatales, solicitudes de información, entrevistas, videos e información diversa.

Derivado de lo anterior, el día posterior a los hechos la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Álvaro Obregón inició la investigación. Una semana después, el 22 de noviembre de 2016 se filtró información contenida en la citada investigación que fue publicada en la revista TV Notas y en el periódico Récord, la cual consistió en documentos confidenciales y constancias ministeriales las cuales se encontraban bajo resguardo de dicha Fiscalía, cuya obligación era mantener bajo reserva. Estas filtraciones de información y datos personales colocan en mayor riesgo a las víctimas, debido a la negligencia de la Procuraduría.

Fue hasta el 7 de diciembre de 2016, que se remitió y radicó la carpeta de investigación en la “Agencia Especializada para la Atención de Delitos cometidos en agravio de las y los periodistas en el ejercicio de esta actividad”, adscrita a la PGJCDMX.  Esto como consecuencia de petición de ARTICLE 19 aunque desde un principio la Fiscalía de Álvaro Obregón pudo haberla remitido al ser dicha Agencia la autoridad competente para este tipo de asuntos.

Desde que ARTICLE 19 se constituyó como representante legal observó notorias omisiones e irregularidades. Estas incluyen el no requerir videos de cámaras aledañas a las oficinas del medio y la vulneración de la cadena de custodia. Asimismo, la Agencia Especializada omitió realizar la investigación tomando en cuenta la labor periodística de Aristegui Noticias, el contexto de su trabajo y los antecedentes de agresiones en su contra.

Lo anterior también tuvo impacto durante la sustanciación del juicio oral, en el cual el Tribunal de Enjuiciamiento del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, constituido para este caso, actuó de manera parcial ya que incluso impidió a ARTICLE 19 argumentar que el delito podría estar motivado por el trabajo periodístico del medio de comunicación. Esto último fue reconocido por la Sala Penal en la sentencia que emitió en segunda instancia al resolver el recurso de apelación que interpuso esta organización.

Actualmente existe una persona sentenciada por el robo a Aristegui Noticias, sin embargo aún falta la identificación y ubicación de otras cuatro personas para procesar y sancionar, además de la investigación de posibles autores mediatos o intelectuales.

La PGJCDMX entregó el estudio de análisis de riesgo de Padgett a sus agresores

El 22 de agosto de 2017 Humberto Padgett se encontraba en las instalaciones de Ciudad Universitaria desarrollando una investigación periodística sobre operaciones de narcomenudeo en la UNAM cuando un vendedor de sustancias ilícitas descubrió que llevaba una videocámara oculta en la chamarra, posterior a lo cual un grupo de aproximadamente 10 hombres lo abordaron. Estos lo retuvieron, golpearon en numerosas oportunidades, encañonaron, robaron su material periodístico y documentos de identificación personal y amenazaron de muerte. 

Por estos hechos la PGJCDMX abrió una investigación. Sin embargo, aunque existían elementos para calificar los hechos como delitos de delincuencia organizada que tenían la finalidad de censurar la actividad periodística, la Procuraduría calificó los hechos como robo y fueron sujetos a sentencia condenatoria por ese delito, con beneficios a cuatro de los cinco imputados detenidos, dándoles calidad de primodelincuentes y otros beneficios procesales que no correspondían a la gravedad de la conducta. 

Pero la ausencia de una investigación diligente y la imposibilidad del periodista a acceder a la justicia de manera efectiva no fueron las únicas violaciones a sus derechos. A la par que la PGJCDMX condujo una investigación negligente, no tuvo el debido cuidado de resguardar los datos e información personal y sensible del periodista. Así las cosas, la Comisión de Derechos Humanos del DF encontró que la Procuraduría había entregado de facto no solamente los datos personales de Padgett sino también el estudio de análisis de riesgo que el mecanismo de protección a periodistas había realizado sobre la situación del reportero. Estudio que se encontraba dentro del expediente judicial al que los agresores tuvieron pleno acceso. 

Este último hecho es de extrema gravedad. Los estudios de riesgo contienen información altamente sensible en donde se detalla información privada y personal del periodista así como los detalles del plan de protección asignado por el Estado al periodista para evitar que sufra nuevos ataques. La entrega de esta información a los agresores por parte de la institución que tiene el deber de investigar y sancionar los delitos contra el periodista resulta inaceptable. ARTICLE 19 no conoce otros casos en donde el Estado haya facilitado información tan detallada a los delincuentes que un periodista estaba investigando. La conducta de la PGJCDMX es efectivamente revictimizante. 

Estos casos se enmarcan en un contexto adverso de violencia e impunidad en delitos contra periodistas en México que se perpetúa. Particularmente, la Ciudad de México desde el año 2012 ha ocupado consistentemente los primeros lugares de violencia contra periodistas en todo el país de acuerdo a la documentación de ARTICLE 19. Mientras que en ese año se registraron 28 agresiones, en el 2018 se documentaron una totalidad de 40 casos, cifra que -si continúa la tendencia actual- podría ser aún mayor en el 2019. 

Allanamiento y robo en el domicilio de Germán Canseco

Finalmente, se encuentra el caso del periodista Germán Canseco, de la revista Proceso, cuando sujetos desconocidos allanaron y robaron el domicilio del fotoperiodista de Proceso, Germán Canseco, la madrugada del viernes 24 de junio en la Ciudad de México.

En aquella ocasión, al documentar los hechos, el periodista relató a ARTICLE 19 que los sujetos ingresaron a su hogar en la delegación Benito Juárez, entre las 3:00 y 5:00 horas de este viernes, forzando las chapas de la entrada principal del edificio y la puerta de su departamento. Los sucesos ocurrieron mientras el periodista y su familia dormían en su domicilio.

Los agresores se llevaron tres computadoras, tres discos duros y todo su equipo fotográfico, sin que sustrajeran pertenencias de valor que se encontraban a la vista. Además, el departamento del periodista fue el único allanado en el edificio.

La Recomendación que hoy presenta la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México es un herramienta para que la PGJCDMX atienda sus omisiones y responsabilidades en estos casos particulares y también abre la puerta a que se implementen cambios estructurales a la crisis de impunidad que se cierne sobre las y los periodistas que informan y opinan sobre los hechos de relevancia pública que suceden todos los días en la Ciudad. 

La próxima Fiscalía General de la Ciudad de México debe realizar un trabajo de análisis de contexto; conocer y aplicar el Protocolo Homologado para la investigación de delitos cometidos contra la libertad de expresión; priorizar la linea de investigación relacionada con la actividad periodística; no criminalizar a las víctimas; abstenerse de filtrar información; reconocer la importancia del periodismo en una democracia; realizar un trabajo de persecución penal estratégica; incorporar de manera activa la actividad periodística de las víctimas en las técnicas de litigio, entre otras.

Desde ARTICLE 19 hacemos un llamado a la actual Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México a aceptar la Recomendación 19/2019. La voluntad política de la PGJCDMX de acatar de manera completa y puntual todos los puntos recomendatorios contribuiría a garantizar justicia, verdad y reparación, así como a implementar aquellas garantías de no repetición que aporten a transformar integralmente la procuración de justicia en la Ciudad de México.

Descarga la Recomendación 19/2019 de la CDHDF en este enlace:

 

Nota para prensa

Para mayor información, favor de contactar a comunicacion@article19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 ext. 110 www.articulo19.org

ARTICLE 19 es una organización independiente de Derechos Humanos que trabaja alrededor del mundo para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión. Toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual garantiza la libertad de expresión.


Fecha de publicación en línea: 4 diciembre, 2019.